Este procedimiento se realiza con sedación, anestesia general o local; esto depende de cuantas áreas del cuerpo se vayan a intervenir, la recomendación del cirujano y también lo que el paciente prefiera, eso sí, su deseo no puede interfiera con la seguridad de su salud.