En el caso de tener lunares es necesario pintarlos con un lápiz blanco y en determinados casos taparlos con esparadrapo, para que el láser no capte la melanina que tiene el lunar. De igual manera se tratarán las zonas de la piel que hayan sido adornadas con tatuajes.