Sí, pero no de manera extraordinaria, la liposucción es una cirugía estética que moldea el cuerpo y reduce la grasa con ello también las medidas, por lo que se pueden perder de tres a cuatro kilos.