Se estiman que para que un tratamiento con láser de diodo soprano sea efectivo se necesitan una media de entre 8 y 10 sesiones para la eliminación de un elevado porcentaje del vello. No obstante, este dato siempre dependerá de cómo sea el tipo de vello, la actividad hormonal y la piel de cada persona.