La liposucción y abdominoplastia son cirugías diferentes aunque se complementan entre sí. La abdominoplastia es una cirugía de reconstrucción del vientre, no de eliminación de grasa, y con ella se consigue eliminar la flacidez y reparar la musculatura del abdomen. Por el contrario, la liposucción elimina la grasa localizada. Ambas pueden realizarse en la misma intervención.